Diseño de packaging | Knauf Industries

Home > Diseño de packaging

Diseño de packaging

Diseñamos tu packaging personalizado

El diseño de envases y embalajes personalizados es un proceso complejo que requiere amplios conocimientos del sector al que va destinado y el uso que se le va a dar.

diseño-de-packaging-2-Knauf-Industries

Soluciones adaptadas a tus objetivos

En Knauf Industries, disponemos de un equipo de expertos en el departamento Técnico, IDLab, especializados en dar la solución que mejor se adapte a la necesidad objetivo.
El diseño de packaging debe cumplir las expectativas del cliente y proponer soluciones sostenibles. Todos nuestros diseños están planteados bajo criterios de Economía Circular, para ello se establecen diversas estrategias. Aplicar una u otra depende del uso al que vaya destinado. Algunos ejemplos son:

Optimización del espesor del material que se emplea en la fabricación, sin menoscabar su uso.

Sustituir materiales tradicionales por otros de origen vegetal (NEOPS).

Unificación de elementos del envase o embalaje. Evitando partes prescindibles o que puedan ser integradas en el envase o embalaje principal, se contribuye a la disminución del peso y se facilita el reciclado, pues se usan menos materiales de diferente naturaleza.

Eliminación de elementos innecesarios, que dificultan el reciclado y aumentan el peso del envase.

El diseño del packaging no sólo requiere el estudio del envase o embalaje, sino también otros condicionantes, como el medio de transporte, el contenedor, y los costes logísticos, que hoy en día son vitales para todos los sectores.

En Knauf Industries contamos con las más avanzadas aplicaciones de diseño CAD-CAM, así como de optimización logística, y otras que garantizan poder ofrecer el mejor producto a nuestros clientes.

¿Sabías que...

con un buen estudio en el diseño de tu envase o embalaje se pueden llegar a reducir en un 30% el impacto sobre la huella de carbono y los costes logísticos derivados de un mal diseño?

diseño-caja-768x432

Para Knauf Industries, resulta esencial proponer productos y soluciones fiables, concebidos y fabricados para dejar un impacto medioambiental mínimo a lo largo de su ciclo de vida. Esta filosofía de trabajo se resume en seis puntos:

  1. Integrar a todos los actores implicados en el proyecto, tanto internos como externos, desde el principio.
  2. Integrar el uso que hará el consumidor.
  3. Tener en cuenta toda la cadena de suministro para evitar la transferencia de impacto.
  4. Optimizar el peso y el volumen del producto para aumentar su valor de uso.
  5. Optimizar la utilización de recursos y de flujos durante la fase de producción.
  6. Tener en cuenta el final de la vida útil del producto.

¿Sabías que...?

contar con un buen departamento de diseño industrial es una de las claves para conseguir su éxito comercial.

Ir arriba