El eco packaging gana terreno en el sector cosmético de lujo.

El eco packaging se entrona en el mercado del lujo con la feria PDC París como testigo

La feria Packaging of Perfume Cosmetics & Design (PDC París) se ha erigido, como cada año, en un escaparate por el que transitan los proyectos de envases cosméticos más innovadores y donde se perciben las tendencias del mercado. Un concepto sonó más que ninguno otro entre los pasillos de stands, en las salas de conferencias y en la entrega de premios que celebró la organización: la sostenibilidad. Y es que PDC París ha confirmado una tendencia que crece con cada nuevo lanzamiento: el mercado del lujo se está volcando en el eco-packaging.

Junto con los otros dos eventos asociados (Aerosol & Dispensing Forum y Packaging of Premium & Luxury Drinks), PDC París ha reunido en su dieciseisava edición, celebrada en la Paris Expo Porte de Versailles, a más de 700 proveedores de envases y cerca de 8.000 compradores correspondientes al mundo de la perfumería, cosmética, bebidas premium y aerosoles.

Tal y como la organización de PDC París ha destacado, “el eco diseño se ha convertido en un factor determinante en el desarrollo de packaging y en una de las características más habituales de las innovaciones presentadas este año. Esto es así especialmente cuando se trata de categorías con un alto volumen de consumo, como el cuidado personal, pero, cada vez más, los envases rellenables para cosméticos se perciben como una forma de ofrecer nuevos servicios y de aportar valor a los consumidores finales de artículos de lujo”.

Los premios de PDC París, cuyo jurado estuvo formado por el experto en packaging Alain Béthune y Hervé Bouix, vicepresidente senior de innovación en Estée Lauder, premiaron tres opciones rellenables que rompen tabús en el mercado del lujo:

  • Verbena Fountain, un perfume de la marca de cosmética natural L’Occitane.
  • Fontaine Idôle, de Lancôme, en la que una distinguida y lujosa fuente permite recargar un bote de perfume.
  • Chanel recibió un certificado por su innovador servicio Fill Up: cualquier usuario puede rellenar los botes correspondientes a los cinco perfumes de la marca más vendidos, y lo puede hacer en cualquiera de las boutiques que Chanel tiene en todo el mundo.

Más allá de lo visto en PDC París, la percepción de que los envases cosméticos rellenables están de moda tiene otros ejemplos en los que respaldarse. El año pasado, Olay, la marca cosmética perteneciente a Procter & Gamble, impulsó un proyecto piloto en Estados Unidos y Reino Unido para reducir el desperdicio de plástico. Este consistía en una línea de envases rellenables para su crema Olay Regenerist Whip.

En el terreno de la sostenibilidad, PDC París también distinguió el homenaje a las Maisons d’Art de L’Oreal París, Garnier y Elseve; los envases con material reciclado de weDo; el aspecto de gama alta que Philosophy consiguió plasmar en el envase hecho con material reciclado de la crema Nature in a Jar, y el enfoque sostenible de la línea ‘Good for Skin, You, All’, de Sephora, que cuenta con un 90% de ingredientes naturales y, además, presenta un envase con más presencia de componentes biológicos o reciclados y menos de plástico o de cartón.