Envases de quinta gama: sostenibilidad en una economía circular 

Envases de quinta gama para la economía circular

La quinta gama es habitual en la restauración para la cocina de ensamblaje. También es la gran aliada de quienes buscan comidas listas para calentar y consumir. Replantear su envasado permite adaptar las exigencias de la economía circular en los envases de quinta gama.  

Conoce todas nuestras soluciones de envasado :

Descargar Catalogo - Termoformados - Knauf Industries

Importancia de la sostenibilidad en los envases 

La quinta gama se concibe para un consumo rápido, continuo y creciente. Estos productos requieren de un tipo concreto de envase que preserve la seguridad alimentaria.  

El reto para la industria alimentaria es seguir ampliando mercado y, a la vez, reducir su huella de carbono. Los últimos avances en la industria del packaging ya hacen posible conjugar la quinta gama con la sostenibilidad ambiental.  

Envases de quinta gama: esto es todo lo que necesitan 

Estas soluciones de envasado deben cumplir con varios requerimientos: 

  • Material apto para contacto alimentario. No deben liberar sustancias tóxicas o nocivas para la salud. 
  • Compatibilidad con el proceso de envasado. Los envases deben tener formas y tamaños compatibles con las máquinas de envasado para que el proceso sea rápido y eficiente.  
  • Aptos para procesamiento térmico. Se fabrican en materiales capaces de soportar la pasteurización a altas temperaturas sin deformarse, ni liberar sustancias nocivas.  
  • Permitir el sellado hermético. Evita la entrada de aire, que podría acelerar su deterioro o alterar sus cualidades organolépticas. También, los derrames accidentales.  
  • Apertura y cierre fácil. Si el alimento se consume en distintos momentos (por ejemplo, un tabulé). 
  • Resistencia a la manipulación y transporte. Que no se rasguen, abollen o rompan con facilidad para que los alimentos lleguen en buenas condiciones al consumidor final, tanto desde el punto de vista de seguridad alimentaria, como de aspecto.  
  • Seguridad alimentaria. Los envases deben proteger los alimentos envasados frente a contaminantes externos y microorganismos dañinos. 
  • Etiquetado. Los envases deben cumplir con el etiquetado obligatorio sobre ingredientes, fecha de caducidad, instrucciones de almacenamiento y preparación, y cualquier otra información relevante para el consumidor. 

La quinta gama: de una economía lineal a la circularidad  

En una economía lineal los envases se conciben como meros recipientes de un solo uso que necesariamente se convertirán en residuo irrecuperable a fin de ciclo. Es natural pensar que el recipiente del fumet de pescado o el sofrito de verduras pasteurizados que usa un chef en sus platos acabará en la basura una vez finiquitado el producto.  

La economía circular y los nuevos paradigmas en los envases dibujan un nuevo escenario. Los envases ahora se ecodiseñan para tener varios ciclos de uso, o para reaprovechar materiales reciclados. Y, finalmente, para tener un óptimo reciclado en su final de ciclo.  

Con esta medida no se está redefiniendo la cadena de suministro, pero sí se atiende de forma global a todo el ciclo de vida de los envases alimentarios. De ahí el concepto de ‘circularidad’.  

Hasta ahora optar por envases sostenibles para alimentos frescos o ya cocinados era una elección de negocio del envasador. Dependía de su sensibilidad hacia el entorno o de las expectativas de sus clientes.  

Los inminentes cambios en la regulación que marca la Unión Europea en la Directiva sobre envases y residuos de envases (PPWD) obligan a que todos los envases tengan una solución de circularidad, sin excepciones.  

Nueva normativa europea: qué cambia con la PPWD 

La PPWD se enmarca en el Pacto Verde Europeo y establece medidas para reducir los residuos de envases y promover la reutilización de envases y el reciclaje. Estos son sus puntos principales:  

  1. Reutilizables y/o reciclables. Todos los envases serán reutilizables o reciclables de forma económicamente viable para 2030.  
  1. Más contenido reciclado. Implementar estas nuevas estrategias para envases cerrando el ciclo implica también dinamizar un reciclado de alta calidad e impulsar la adopción de contenido reciclado en el packaging.  
  1. Optimización. Se limita el volumen y el peso del embalaje al mínimo necesario para mantener la seguridad, higiene y aceptación del producto envasado. Es decir, se impulsa la innovación en envases eco-amigables.  

Nace una nueva etapa de racionalización e innovación en soluciones eco-conscientes en embalajes que trae como consecuencia una reducción del impacto ambiental de los envases de quinta gama.  

Tecnologías y tendencias sostenibles en envases  

La circularidad en la industria de los alimentos que marca la PPWD ya cuenta con soluciones fáciles de implementar.  

Envases reutilizables 

  • Lo que marca la PPWD:  

La reutilización no implica necesariamente que un recipiente deba tener más ciclos con el mismo uso (en el caso de la quinta gama, por ejemplo, significaría pasar de nuevo por el envasado, la pasteurización o el filmado para garantizar un cierre perfecto).  

El envase reutilizable permite emplear ese recipiente donde venía un pollo al curry, una vez lavado, como túper en casa, para comprar a granel, o para guardar bisutería, entre otros.  

  • Soluciones reutilizables 

La hermeticidad del envase se suele asegurar con un termosellado. La tecnología para envases reutilizables en muchos casos pasa por añadir una tapa para abrir y cerrar sin que el alimento pierda calidad en los días inmediatamente posteriores. Esto favorece la reutilización a título personal del envase.  

Envases reciclables  

Para 2030 todos los envases tendrán que ser reciclables. Unido a campañas de concienciación ciudadana y la mejora de los sistemas de recogida y procesamiento de plásticos, pretende poder reciclar un 55% del plástico procedente de envases.  

Esto obliga a apostar por envases eco-amigables con materiales fáciles de reciclar, preferentemente, monomateriales.  

El polipropileno (PP), uno de los materiales más utilizados para quinta gama. Por su resistencia a las altas temperaturas del pasteurizado, cumple a la perfección con estos requisitos para el reciclaje de envases de comida preparada.  

Envases con materiales reciclados 

  • Qué marca la PPWD:  

La nueva normativa europea insta a aumentar de forma paulatina el porcentaje de plástico reciclado en los envases, aunque sin especificar cómo. El impuesto al plástico en España ‘penaliza’ por la vía impositiva a los envases fabricados con plástico virgen.  

  • Alternativas circulares 

En Knauf Industries hemos desarrollado R’KAP®, una alternativa al polipropileno (PP) virgen fabricado a partir de plásticos posconsumo reciclados químicamente. Tiene las mismas propiedades de resistencia térmica y estabilidad formal que el polipropileno.  

Es apto para microondas, una cualidad muy apreciada por quienes no quieren manchar platos en casa y no dudan en calentar y comer en el mismo recipiente.  

Y, por supuesto, está exento del impuesto al plástico.  

Reducción de material 

  • Lo que marca la PPWD:  

Las exigencias de seguridad alimentaria hacen imprescindible el envase, pero se puede aligerar de plástico. Incluso, incorporar el concepto de eficiencia energética en los envases de alimentos optimizando el consumo de energía durante su fabricación.  

  • Soluciones a medida 

En nuestro ID Lab desarrollamos soluciones de packaging customizadas para adaptar el tamaño y la densidad de cada envase a las necesidades de cada producto. Sin un gramo de más. Una forma inteligente de aplicar el diseño sostenible en envases alimentarios.  

Compromiso con la economía circular 

En Knauf Industries estamos convencidos de que los envases de plástico presentan propiedades imbatibles en la protección, conservación y presentación de los alimentos. Solo hay que gestionarlos adecuadamente para impulsar ese ciclo circular que reduzca los residuos plásticos y contribuya a detener el cambio climático.   

Contacta con nuestro equipo e infórmate sobre nuestras soluciones para quinta gama.

FAQ ENVASES QUINTA GAMA

¿Cómo contribuyen los envases de quinta gama a la sostenibilidad? 

Su diseño eco-amigable reduce residuos, incorpora materiales reciclados y promueve la reutilización. Así se reducen los residuos de envases.

¿Cuáles son las innovaciones clave en envases sostenibles? 

La incorporación de materiales reciclados aptos para contacto con alimentos, el ecodiseño para optimizar el tamaño y la densidad del recipiente y el uso de monomateriales fáciles de reciclar, como el polipropileno (PP) y R’KAP® (PP postconsumo reciclado químicamente).   

¿Cómo cerrar el ciclo de vida de los envases en la cadena de suministro? 

Los envases se ecodiseñan pensando en la reutilización para que cada envase tenga varios ciclos de uso. Fabricarlos en monomateriales de fácil reciclaje evita que se conviertan en residuos a fin de ciclo y proporciona circularidad al material.  

¿Cuál es el impacto ambiental de los envases en la industria alimentaria? 

Los envases tienen una huella en la producción de materiales, la fabricación, el uso y la gestión al finalizar su ciclo de vida. La reutilización o el uso de materiales reciclados reduce notablemente ese impacto.

¿Qué tendencias emergentes marcan el futuro de los envases sostenibles? 

La tendencia más sobresaliente es la incorporación de plásticos reciclados mediante reciclaje químico en los envases de alimentos.  

Scroll al inicio