Sistema BIM: Qué es y por qué debes implantarlo en tu diseño arquitectónico - Knauf Industries

19/11/2020

Sistema BIM: Qué es y por qué debes implantarlo en tu diseño arquitectónico

sistema bim

El sector AECO (Architecture, Engineering, Construction & Operations) es uno de los menos optimizados en cuanto a productividad, y de los menos sostenibles, tanto por su afectación sobre el medioambiente como por el derroche de recursos materiales y económicos, que acostumbra a repercutir en incremento de costes y retraso en la ejecución de las obras. La manera tradicional en que, sobre todo en España, se trabaja en la construcción ha quedado obsoleta en un momento en el que se requiere optimización, eficiencia, eficacia y sostenibilidad. Esto, entre otras muchas cosas, es lo que ofrece el sistema BIM o Building Information Modelling. Te lo presentamos.

 

Qué es el sistema BIM

El BIM permite modelar una construcción incluyendo información digital. Mediante el diseño BIM, preconstruimos, teniendo en cuenta todas las variables, con toda la información posible, de manera que nos avanzamos a los problemas que puedan surgir durante la fase de construcción.

Es una metodología de trabajo colaborativo, en la que el elemento fundamental es la información. Todos los profesionales implicados en un proyecto, desde el nacimiento de la idea hasta la fase de mantenimiento de la obra finalizada, trabajan de manera colaborativa, teniendo en cuenta el conjunto de la actuación, no solo la parte en la que están directamente implicados. De esta manera, se evitan conflictos y se comparten responsabilidades. El objetivo es la optimización de todo el proceso.

¿Cuál es el origen del BIM?

El profesor Chuck Eastman es considerado el “padre” del BIM. En 1975 escribió un extenso artículo de investigación, The Use of Computers Instead of Drawings in Building Design, en el que presentaba un Sistema de Descripción de la Edificación (Building Description System, BDS) con ideas de diseño paramétrico que derivaban en dibujos 2D de un modelo. Se trataba de una base de datos integrada, que el investigador consideró que podía resultar útil para el establecimiento de calendarios y la provisión de materiales de una obra.

Eastman se adelantó 25 años al lanzamiento de Revit, el software de diseño BIM más popular, por parte de Autodesk. Pese a que ha pasado casi medio siglo desde aquella propuesta revolucionaria, la digitalización de la construcción avanza a ritmo lento, pues se trata de uno de los sectores industriales más reacios al cambio. Sin embargo, cada vez más proyectos incorporan el diseño BIM.

Por qué debes implantar un sistema BIM en tus diseños arquitectónicos

El BIM es el camino para conseguir mejorar la productividad de la construcción. Gracias a esta metodología, se puede industrializar el sector industrial que menos aplica las prácticas industriales, para así reducir costes, aumentar la calidad y adaptar los resultados a las necesidades de la sociedad.

Con los métodos tradicionales en el sector AECO, se producen pérdidas de información y, por tanto, imprevistos que derivan en sobrecostes y retrasos. La digitalización del trabajo permite comprobar de forma inmediata todas las posibilidades y avanzarse a las interferencias entre elementos constructivos. Así, si se detecta un problema, lo podemos resolver con mucha antelación.

Los modelos BIM facilitan todos los detalles de cualquier elemento del proyecto con sólo pasar el ratón sobre él: tipo de material, precio, cómo hacer el mantenimiento, cómo reciclarlo, datos sobre el proveedor, incluso las emisiones contaminantes.

Para que esta manera de trabajar sea operativa, es básico que exista una coordinación total entre todos los agentes implicados en el proyecto y su compromiso con él.

Las fases de un proyecto BIM

Un proyecto arquitectónico diseñado de acuerdo a la metodología BIM debe contemplar todas las fases de la actuación, no solo la constructiva. Ello incluye:

  • La planificación: la influencia sobre el territorio. Hay que tener en cuenta que cualquier actuación en un lugar concreto tiene una repercusión sobre el conjunto.
  • El diseño arquitectónico: la preconstrucción, que gracias al diseño digitalizado permite prever todas las posibilidades y así evitar imprevistos.
  • La construcción: una construcción industrializada evita el derroche de materiales poco sostenibles y optimiza el consumo de energía y de mano de obra. Apuesta por la construcción en seco; es decir, los elementos del edificio o infraestructura se fabrican previamente y se ensamblan sobre el terreno, con lo cual se evita el uso de hormigón.
  • El mantenimiento de la obra construida: suele ser la parte menos tenida en cuenta en los proyectos y, sin embargo, es la que supone un mayor gasto. El diseño BIM prevé todo el ciclo de vida de la edificación, incluyendo el coste de su mantenimiento.
  • La recuperación: solo un porcentaje ínfimo de cualquier edificación acaba reciclándose al final de su vida útil. La arquitectura BIM, en cambio, prevé cómo recuperar los materiales. Ello es posible gracias a la construcción industrializada, en seco. Si sus componentes se ensamblan, también podrán desmontarse y, por tanto, reutilizarse. 

La metodología BIM está en consonancia con la economía circular y alineada con la bioconstrucción. Para producir una tonelada de hormigón se destruyen diez toneladas de montaña, así que es necesario promover el uso de materiales más sostenibles, que ofrezcan altas prestaciones de calidad y confort, y que permitan optimizar gastos.

En Knauf Industries desarrollamos aplicaciones innovadoras para el sector AECO indicadas para la implementación del BIM.


Descarga nuestro catálogo de Soluciones arquitectónicas

soluciones arquitectónicas

DESCARGAR CATÁLOGO


Ventajas de implementar un sistema BIM

Las ventajas del Building Information Modelling son numerosas. Entre ellas, se encuentran:

  • La actualización automática de la información compartida por todos los implicados en un proyecto, que la pueden editar en cualquier parte del modelo en tiempo real.
  • No hay riesgo de pérdida de información, como sí suele pasar en los sistemas de trabajo tradicionales por culpa de la descoordinación entre versiones. Todos los agentes implicados trabajan con el mismo modelo.
  • El proyecto se desarrolla en un entorno colaborativo, bajo la supervisión del cliente. La coordinación entre todos los profesionales, desde el primer momento, es la base de la metodología.
  • Toda la información está disponible para todos y en todo momento, tanto la referente al diseño, como la técnica, costes, plazos de ejecución, mantenimiento, etc. Las modificaciones se actualizan en tiempo real, lo cual aumenta el grado de personalización y de adecuación del proyecto a las necesidades del cliente.
  • Las tareas de gestión y mantenimiento, o facility management, ganan en eficiencia, pues el acceso a la información es inmediato.

¿Cuál es el futuro del BIM?

Los países nórdicos, Reino Unido o Singapur son los lugares donde la implementación del Building Information Modelling está más avanzada. También se lo están tomando muy en serio en algunos países de Sudamérica, mientras que en España se van dando pasos tímidos.

Su implantación aquí se encuentra en una fase inicial, con una visión muy focalizada en la redacción de proyectos, pero menos en la obra y en la gestión del patrimonio ejecutado. Habitualmente, la mentalidad de quienes redactan los proyectos se limita a los planos, con lo cual se pierde gran parte del potencial de trabajar con BIM.

La información, los datos a los que deben tener acceso todos los implicados en un proyecto, es la herramienta principal del BIM. Se requieren estándares claros de comunicación entre todos los agentes en un entorno digital. En este sentido, la apuesta por un Entorno Común de Datos o Common Data Environment (CDE) y el desarrollo de la Entrega Integrada de Proyecto o Integrated Project Delivery (IPD) permitirán desarrollar todo el potencial de la coordinación.

Aún hay muchos profesionales que consideran que trabajar mediante el sistema BIM es diseñar planos en 3D, y olvidan la gestión de datos. Más que una metodología, lo ven como una herramienta, y la relacionan directamente con el software BIM.

La implicación de las administraciones y la apuesta de los promotores y proveedores implicados en el sector de la construcción permitirán desarrollar el potencial del BIM para lograr un sector AECO más sostenible, productivo y que ponga al alcance de la sociedad construcciones más eficientes, confortables y, en el caso de las viviendas, a un menor coste.

¿Necesitas materiales óptimos para dar un salto de calidad en tus obras y proyectos de construcción? Contacta con nosotros y descubre cómo podemos ayudarte.

Ir arriba