Envases para alimentos: EPS y termoconformados

Los envases para alimentos de poliestireno expandido y los termoconformados

Elegir los envases para alimentos más adecuados es una decisión fundamental para cualquier empresa de la industria alimentaria.

Existen múltiples soluciones en el mercado del packaging, de modo que antes de tomar la decisión definitiva hay que conocer las características de cada opción para saber cuál se adapta mejor a nuestras necesidades.

Entre las opciones disponibles, las más extendidas tanto para alimentos frescos como para comida preparada son los envases termoconformados y los envases de poliestireno expandido (EPS), ambas con una amplia gama de formas y tamaños disponibles.

 


DESCARGA EL CATÁLOGO DE SOLUCIONES PARA ALIMENTACIÓN


 

Cualquier material destinado a estar en contacto con alimentos debe ser suficientemente inerte como para que sus componentes no tengan efectos negativos en la salud de los consumidores ni influyan en la calidad del producto. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) señala que no deben provocar modificaciones inaceptables de la composición de los alimentos, ni alteraciones de sus características organolépticas.

 

Marco normativo de los envases alimentarios

Todos estos materiales han de cumplir con estrictas normativas de calidad. El marco normativo europeo lo definen el Reglamento (CE) 1935/2004, de 27 de octubre de 2004, del Parlamento y el Consejo europeos, que garantiza que todos los materiales en circulación en territorio comunitario cumplen los mismos requisitos de calidad; y el Reglamento (CE) 2023/2006, de 22 de diciembre de 2006, de la Comisión, sobre buenas prácticas de fabricación de materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos.

Además, cada material admitido para el contacto con alimentos cuenta con legislación específica de obligado cumplimiento, como es el caso de los plásticos, regulados por el Reglamento (UE) Nº 10/2011 de la Comisión, de 14 de enero de 2011.

La evaluación de todos los materiales la realiza la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que configura una lista que se va actualizando en función de los nuevos materiales que desarrolla la industria y los que van quedando obsoletos.

Desde el punto de vista de diseño de envases de poliestireno, existe una norma que, de acuerdo a la legislación sanitaria a la que está sujeta, realiza recomendaciones de manipulación y almacenaje, calidades, etc., para mejorar la seguridad y el control en la fabricación, el transporte y su uso.

 

– La norma BRC para envases y materiales de envasado

La versión 5 de la norma BRC (British RetailConsortium) para envases y materiales de envasado es el marco de referencia principal para la industria alimentaria respecto a la seguridad, legalidad y calidad de los envases.

Establece los requisitos que debe desarrollar y mantener el fabricante para garantizar la higiene del producto que ha de entrar en contacto con los alimentos y los otros artículos (de higiene personal, cosméticos y farmacéuticos) para los que se aplica el protocolo BRC. En el caso de las empresas que producen, elaboran o envasan alimentos, los estándares de calidad los marca la BRC Food Safety, reconocida por la Global Food Safety Initiative (GFSI).

Otra certificación de seguridad alimentaria es la FSSC 22000, desarrollada por la Fundación para la Certificación de Seguridad Alimentaria. Originalmente ideada para los fabricantes de alimentos, ha desarrollado especificaciones técnicas para todos los intervinientes en la cadena de producción y distribución alimentaria. Así, la ISO/TS 22002-4 certifica la calidad de los envases.

 

Conozcamos ahora las características de los envases de poliestireno expandido y de los termoconformados.

envases para alimentos eps y termoconformados 300x157 - Los envases para alimentos de poliestireno expandido y los termoconformados

Envases para alimentos: EPS y Termoconformados

 

Envases para alimentos hechos de EPS

Los envases de EPS o Airpop son adecuados para el almacenamiento y transporte de cualquier alimento fresco. El EPS es un material inerte, que, por tanto, no interfiere de ningún modo en las características del producto con el que está en contacto.

Está compuesto en un 98% por aire, de modo que sólo un 2% es plástico. Esto le confiere una gran ligereza, cosa que facilita su manipulación, gran capacidad de absorción de impactos y una elevada resistencia mecánica, que ofrecen la mejor protección al contenido y durabilidad.

Los envases son apilables y paletizables, y se pueden personalizar con la imagen de la marca, de manera que se convierten también en un elemento de marketing.

 

– ¿Con qué alimentos se usan los envases de EPS?

Otra de las características que hace del poliestireno expandido una elección idónea para envasar alimentos es el aislamiento térmico que proporciona. Y como no absorbe agua ni humedad, mantiene inalterables las cualidades de sabor, color y textura, gracias a que absorbe los microimpactos sufridos durante su transporte.

Estos factores resultan fundamentales para la conservación de cualquier alimento fresco, como es el caso de los productos cárnicos, el pescado, el marisco, y las frutas y verduras. Como bien sabemos, las dos causas principales de oxidación de los productos frescos como la fruta y la verdura son los cambios de temperatura y el pitting (daños por golpes y roces)

Además, se trata de un material muy estable a la interacción con un buen número de sustancias químicas. Aunque no tolera el contacto con determinados ácidos agresivos, disolventes orgánicos, alcoholes, hidrocarburos y carburantes.

Los envases EPS de Knauf Industries están especialmente diseñados para cumplir las normativas más estrictas respecto a la facilidad de lavado y la barrera contra el crecimiento bacteriano.

Por último, el EPS es un monomaterial 100% reciclable mecánicamente y, por tanto, sostenible, lo que supone un valor añadido en un momento en que la conciencia medioambiental de los consumidores va en aumento.

 

Envases termoconformados para alimentos

Los envases termoconformados se pueden fabricar con diferentes tipos de plásticos. Los más usados son el polipropileno (PP)y el polietileno tereftalato (PET), aunque también se utilizan otros como el poliestireno (PS) o el policloruro de vinilo (PVC), y compuestos de estos y otras variedades.

 

– Soluciones innovadoras de Knauf Industries en envases termoconformados

En Knauf Industries hemos desarrollado tres soluciones exclusivas de envases termoconformados de polipropileno que potencian las características de este material para garantizar la mejor conservación de los alimentos.

Se trata de:

  • Kapseal

Este termoconformado está diseñado específicamente para el envasado de platos preparados y carnes bajo atmósfera modificada, y apto para pasteurización y microondas.

  • Kapclear

Un envase 100% transparente, característica indispensable para aquellos productos frescos que queramos mostrar, como carne y pescado fresco; sin que el producto pierda sabor, color, ni integridad.

  • Kaplight

Un embalaje totalmente negro, libre de negro de carbón, y 100% reciclable en sistema de identificación y triajeautomáticos..

 

“La principal diferencia de los termoconformados respecto a los de envases para alimentos de EPS es la función a la que van destinados: principalmente, conservar alimentos procesados y comidas preparadas”

 

– Proceso de fabricación de envases termoconformados

El proceso de termoconformado permite desarrollar envases con muy buenas características de estanqueidad para garantizar la conservación de los alimentos durante largo tiempo sin sufrir modificaciones (aproximadamente unos 3 meses). Además, permite una gran libertad de diseño en cuanto a formas, texturas y colores para adaptarlo al producto y a la identidad de la marca.

Los envases termoconformados se moldean mediante calor y se pueden sellar al vacío o aplicarles atmósferas modificadas.

La principal diferencia respecto a los de EPS, pues, es la función a la que van destinados: principalmente, conservar alimentos procesados y comidas preparadas.

 

La atmósfera modificada en los envases termoconformados

La atmósfera modificada consiste en la aplicación en el interior del envase de dióxido de carbono (CO2), nitrógeno (N2), oxígeno (O2), o combinaciones de ellos para potenciar su efecto conservador en función del tipo de alimento.

Para productos con muy poca actividad de agua (frutos secos, snacks, deshidratados…) se suele usar el N2, pues retrasa la oxidación; para los que tienen una actividad de agua media (embutidos, precocinados, pizzas, quesos…) el N2 se mezcla con CO2, que combate las bacterias que producen pérdidas de color y malos olores. Mientras que para los productos ricos en agua (carne fresca, verduras y pescado), se mezclan los tres gases

 

Tanto los envases de EPS como los termoconformados son buenas soluciones para garantizar la mejor conservación de los alimentos. Por lo tanto, dependerá de qué producto necesitemos envasar y cuál sea su destino que nos decantemos por una u otra.

¿Sabías que en muchas ocasiones se usa el EPS o poliestireno expandido para aislar térmicamente los productos envasados en envases termoconformados para protegerlos térmicamente?

Con el Total Pack System de Knauf Industries estudiamos cada necesidad de envasado para proponer la solución más adecuada y sostenible.