HVAC: así optimiza el EPP tu producto

Sistema HVAC y mejoras con EPP

La construcción sostenible exige sistemas HVAC eficientes y la posibilidad de tener un control inteligente del aire. Pero también requiere soluciones competitivas e innovadoras que permitan a fabricantes y constructores ofrecer un producto diferencial.  

Partes técnicas en sistemas HVAC: problemas habituales y cómo solucionarlos 

  Los sistemas HVAC (Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado, acrónimo en inglés de Heating, Ventilation, Air Conditioning) se componen de diversas partes técnicas, que incluyen mecanismos, conductos, aislamientos, sensores y controles digitales.  

Los principales problemas técnicos o de manejabilidad suelen producirse en los engranajes metálicos o a causa de ellos. 

Problemas HabitualesProblemaSolución
Pérdida de temperatura El metal es un excelente conductor del calor. Los equipos tienden a calentarse.  Para contrarrestarlo y mantener la estabilidad térmica se recurre a aislamientos fabricados con materiales de baja conductividad térmica. 
Sobrecalentamiento Los sistemas HVAC se conciben para funcionar varias horas seguidas, incluso las 24 horas, en el caso de la ventilación. Cualquier obstrucción en los filtros de aire, una fuga del líquido refrigerante o la una acumulación de suciedad en los serpentines del condensador puede provocar un mal funcionamiento, sobrecalentar el equipo y hasta causar un desafortunado incendio. Programar un mantenimiento con limpieza regular y recambio de las piezas obstruidas o deterioradas.  
Fugas de aire Fisuras entre las uniones de los codos o en los puntos de ensamblado de las tuberías por las que se escapa el flujo de aire.  Inyección de productos de sellado en los puntos de fuga. Aunque la mejor solución es eliminar las estructuras articuladas, tornillería y otros elementos de ajuste y sustituirlos por piezas ad hoc en espuma expandida. 
Oxidación y mohos La condensación y/o filtración de agua de forma constante favorece la aparición de óxido, corrosión o mohos.Usar materiales aislantes hidrofóbicos, pero transpirables, de forma que puedan evacuar el agua hacia el exterior.
Vibraciones y ruido El flujo de aire a gran velocidad por los conductos puede provocar vibraciones en los mecanismos, tanto más intensos si las piezas llegaran a aflojarse a causa de esos movimientos constantes. Las vibraciones causan ruido y aumentan el riesgo de averías.  Incorporar componentes aislantes que absorban y contengan esas vibraciones. 
Excesivo peso Un equipo HVAC puede ser muy pesado. Esto dificulta su manejo, favorece la deformación o aplastamiento de las partes más vulnerables, y puede hacer inviable su instalación en falsos techos o estructuras poco resistentes. También encarece el transporte. Aligerar las piezas facilita la instalación, reduce costes de transporte y evita muchos los riesgos laborales durante su manipulación.  

Propiedades del polipropileno expandido (EPP) aplicado al HVAC 

Por su peculiar composición (es aire en un 98%), el polipropileno expandido (EPP) proporciona un aislamiento térmico y acústico óptimo en equipos HVAC. 

EPP en HVAC

Además de sus propiedades isotérmicas, presenta otras características muy útiles en este tipo de sistemas:  

  • Fácil moldeo. Esto permite fabricar componentes customizados para ajustar de forma milimétrica en carcasas y otras piezas técnicas. Así se garantiza un comportamiento excelente en tests de hermeticidad.   
  • Ligereza. Reduce el peso total de los equipos.  
  • Resistente a la humedad. Clave para proteger frente a la condensación.  
  • Inerte. No permite la proliferación de microorganismos.  
  • Monomaterial abundante. Evita las roturas de stock en otros materiales más escasos y facilita el proceso productivo.  
Guia-EPP-desktop

¿Aún no conoces todas las posibilidades del polipropileno expandido? Descarga gratis nuestro e-book sobre el EPP.

Beneficios de la optimización de HVAC con EPP 

La incorporación del EPP no solo optimiza la eficiencia energética en los sistemas HVAC, algo que evidentemente beneficia al cliente final. Este material también aporta beneficios al fabricante, al constructor y al instalador en reducción de costes de producción y tiempo de montaje o instalación

Para el fabricante de HVAC 

Los beneficios para el fabricante se relacionan, sobre todo, con una mejora de la ratio producción/horas de trabajo y los costes de la misma.  

  • Ahorro de tiempo de montaje. Una sola pieza sustituye a mecanismos complejos, con toda su tornillería o encolados. Tener menos piezas que ensamblar elimina pasos en la cadena de montaje.  
  • Ahorro en costes de producción. Al intervenir menos piezas, se ahorra en los costes de compras, descarga y almacenaje de piezas diversas, así como en la mano de obra para hacer esas tareas.  
Pieza única para HVAC
  • Ahorro en transporte. El equipo final es más ligero. Esto reduce el coste del transporte, un factor clave de competitividad frente a equipos de la competencia más pesados y, por tanto, con costes logísticos más elevados.  
  • Producto diferencial. El EPP mejora la eficiencia energética en sistemas HVAC sin recurrir a tecnologías complejas. La historia reciente nos enseña que estas tecnologías son más vulnerables a sufrir roturas de stock cuando hay conflictos geopolíticos o sanitarios. El EPP es eficiente y, a la vez, sencillo de fabricar.  
  • Sostenibilidad. El EPP es ligero, isotérmico y reciclable. Ofrecer materiales o tecnologías HVAC sostenibles o que reduzcan la huella de carbono del producto es un reclamo de ventas. No olvidemos que cada vez más empresas y ciudadanos particulares buscan reducir las emisiones en sus instalaciones. 

Para el constructor/instalador 

En este caso, algunos beneficios mejoran las tareas de instalación. Otros repercuten directamente en la seguridad o el prestigio del constructor o instalador, que puede ofrecer a su cliente equipos de mejor calidad.  

  • Rapidez de instalación. Al ser equipos más ligeros y con menos piezas, la instalación es ágil. Este reclamo es muy conveniente de cara al cliente final.  
  • Seguridad laboral. Cuanto más ligero y manejable sea un equipo, menos riesgos de caídas o golpes durante su manipulación. Al eliminar piezas metálicas con aristas cortantes también se reducen los riesgos laborales por cortes.  
Instalación sencilla de sistemas de ventilación
  • Menos limitaciones. Un equipo HVAC puede ser muy pesado. Esto dificulta su manejo, favorece la deformación o aplastamiento de las partes más vulnerables, y puede hacer inviable su instalación en falsos techos o estructuras poco resistentes. Con el EPP se reducen estos inconvenientes.  
  • Satisfacción del cliente. El instalador puede garantizar un óptimo rendimiento energético en los edificios en cuanto a eficiencia térmica (enfrían o calientan antes), ahorro energético con HVAC (se alcanza la temperatura deseada usando menos electricidad) y seguridad acústica (son equipos mucho más silenciosos).   
  • Edificios saludables. Desde la crisis del covid los ciudadanos son cada vez más conscientes de la necesidad de respirar aire limpio también en espacios interiores y así se lo exigen a los constructores. El EPP reduce el riesgo de condensación y, con ella, de la proliferación de microorganismos, como hongos o bacterias.  
  • Alta exigencia. El constructor es consciente de la importancia de una instalación eficiente de sistemas de calefacción, climatización y ventilación. Sobre todo, en viviendas que aspiran a certificación Passivhaus u otro estándar de máxima eficiencia.  

Para el usuario final 

Al cliente final no le importan los materiales, pero sí la certificación energética de los aparatos, ya que va a condicionar su factura de electricidad. Sobre todo, cuando se efectúa una compra de sistemas de climatización u otros sistemas HVAC para grandes espacios con un uso intensivo: centros comerciales, recintos para eventos, hoteles, hospitales…  

Incorporar componentes de EPP suele mejorar esa certificación y añade otros beneficios al hacer uso de esos sistemas de climatización o ventilación.  

  • Más confort. El usuario exige equipos que calienten, enfríen o ventilen rápido. No quiere esperar para estar a gusto en la oficina o en casa. Tampoco quiere abrir su comercio sabiendo que dentro hace frío o demasiado calor.  
mejora del confort en casa
  • Seguridad laboral. El Real Decreto 486/1997 determina que la temperatura de un espacio interior donde se realicen actividades sedentarias (oficinas, consultas…) debe oscilar entre 17 y 27 ºC. Si se hace un trabajo ligero (almacenes, tiendas…) será de 14-25 ºC. Ya no hablamos de confort opcional, sino de una obligación del empresario.  

No es casual que el cliente exija a su instalador equipos muy optimizados para mejorar el rendimiento de la climatización y cumplir así con el confort térmico para sus empleados.  

  • Prestigio. Nadie quiere comer en un restaurante donde los equipos de aire acondicionado son insuficientes durante una ola de calor. Tampoco gustan las salas donde el aire ‘está cargado’ o esos cines que ‘huelen a cerrado’ porque la ventilación es insuficiente. Son peticiones innegociables que el cliente final expone a su instalador.  

Tal vez no conozca marcas concretas, ni modelos, ni cómo debe ser el diseño eficiente de sistemas de ventilación. Pero es quien paga y define qué prestaciones quiere y qué innovaciones en climatización interior desea.  

Mantenimiento preventivo de HVAC 

Estos equipos funcionan en ciclos de muchas horas al cabo de año. Incluso de 24 horas los 365 días del año, como los sistemas de ventilación mecánica. Con el tiempo, pueden acumular suciedad o sufrir cierto desgaste que puede producir un funcionamiento deficiente.  

Para asegurar un buen rendimiento energético de los edificios, conviene programar revisiones periódicas.  

Estas operaciones suelen incluir la limpieza de filtros y conductos para retirar polvo, mohos o la posible corrosión. A la vez, se revisan posibles obstrucciones o fugas de aire o líquido refrigerante y se chequean todos los componentes, renovando aquellos con desgaste evidente.  

Knauf Industries, con los fabricantes de vanguardia en  sistemas HVAC 

Knauf Industries pone a disposición de los fabricantes un servicio de asistencia técnica para el ecodiseño y fabricación de soluciones HVAC customizadas con EPP. Nuestro ID Lab puede diseñar piezas a la medida de cada sistema de forma que una única pieza cumpla la misma función que haría un complejo engranaje.  

De cara al usuario final, se facilita cualquier reparación o sustitución durante el ciclo de vida. No hay que atornillar, enroscar o encolar, sino que las piezas se encajan en su posición. Esta rapidez es muy valiosa en espacios públicos que no pueden renunciar a la climatización, como los sistemas HVAC para espacios comerciales u hostelería.  

¿Eres fabricante y quieres mejorar la eficiencia energética de tus equipos? ¡Cuéntanos tu proyecto y te ayudamos!  

FAQ QUESTIONS HVAC

¿Cómo puedo mejorar la eficiencia de mi sistema HVAC?

Para lograr la eficiencia térmica no hay más secreto que apostar por lo último en tecnología y programar un mantenimiento preventivo de HVAC periódico. 

¿Cuáles son las tendencias actuales en climatización?

En los últimos años se han logrado importantes avances técnicos que mejoran el rendimiento energético de los equipos y permiten un uso inteligente, a la vez que reducen las emisiones de carbono. 

¿Cuáles son los beneficios de un sistema HVAC eficiente?

La incorporación del EPP no solo permite mejorar la eficiencia energética en los sistemas HVAC, algo que evidentemente beneficia al cliente final. Este material también aporta beneficios al fabricante, al constructor y al instalador en reducción de costes de producción y tiempo de montaje o instalación. 

¿Cómo puedo mejorar la eficiencia de mi sistema HVAC?

A través de mantenimiento regular y tecnologías avanzadas. 

Scroll al inicio