Nueva ley de transporte terrestre de mercancías 

Nueva Ley del Transporte de Mercancías

La nueva ley de transporte terrestre de mercancías – el Real Decreto ley 3/2022 – nace para mejorar la sostenibilidad de este sector. Es la transposición de la Directiva (UE) 2020/1057 y viene a aportar mayor protección legal a los transportistas, el elemento más vulnerable dentro de la cadena logística.  

La norma da cobertura a tres viejas reivindicaciones de los transportistas:  

  • Prohibición de que sean ellos quienes realizan la carga o descarga.  
  • Reducción de los tiempos de paralización. 
  • Actualización de tarifas acorde al precio del combustible en el momento del porte.  

Cambios clave en la Ley de Transporte por carretera 

El legislador recalca en los preliminares de esta nueva normativa de transporte de mercancías la ‘situación de penosidad que viven muchos transportistas de mercancías y sus trabajadores’.  

Estas circunstancias obligan a actuar para proteger legalmente a los transportistas y, en general, a toda la sociedad que depende del transporte terrestre para acceder a bienes esenciales como alimentos, combustible u otros productos de uso cotidiano.  

Transporte de mercancías y logística

El legislador considera que esa desigualdad supone un riesgo de ‘tensiones en la prestación de los servicios y en el adecuado funcionamiento de la cadena logística’. La entrada en vigor de estas nuevas regulaciones en el transporte de carga dibuja un nuevo marco en la relación entre transportistas y cargadores.  

Prohibición de carga y/o descarga 

La nueva normativa cambia el funcionamiento de la gestión logística de la carga al prohibir que los transportistas ejecuten la carga y descarga del camión en aquellos vehículos superiores a 7,5 toneladas de MMA.  

Se establecen excepciones para los servicios de mudanzas y guardamuebles, vehículos cisterna, áridos o vehículos basculantes (grúas, porta vehículos, grúas de auxilio en carretera, servicios de paquetería fácil de manipular o transporte de animales vivos). 

Las operaciones de carga de las mercancías quedan en manos del cargador, mientras que la descarga corresponde al destinatario.  

El transportista podrá realizar esas tareas, así como las de estiba y desestiba, cuando se cumplan estos dos supuestos:  

  • Cuando el vehículo tenga un MMA inferior a 7,5 toneladas.  
  • Cuando esta actividad se contrate e incluya en la factura de forma desglosada. 
Ley de carga y descarga de mercancías

Revisión automática de las tarifas acorde al precio del combustible 

El precio cambiante del combustible es uno de los factores que más tensiones genera en la logística. Las últimas subidas sin precedentes engullen buena parte del beneficio del transportista.  

Para paliarlo, esta actualización legal del transporte de mercancías decreta la revisión obligatoria de las tarifas, incluyendo en el precio final del porte el incremento del precio del gasóleo u otros combustibles.  

Esta cláusula se aplicará siempre que esas variaciones sean superiores al 5% entre el momento de contratación de la carga y el de la ejecución del servicio. Estas tarifas deben constar expresamente en la documentación de transporte, es decir, en la factura.  

Revisión del precio de combustible

Reducción a una hora de paralización para carga y descarga 

Un vehículo parado durante horas para su carga y/o descarga alarga de forma innecesaria la jornada laboral del transportista. Esta circunstancia dificulta su capacidad de conciliación familiar, reduce los tiempos de descanso y puede suponer un riesgo al volante.  

Para lograr una logística sostenible desde la perspectiva social y laboral, la nueva ley limita el tiempo máximo de espera a una hora.  

Pasado ese margen de tiempo, el transportista puede exigir una indemnización por paralización. La cuantía equivale al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples/día multiplicado por 2 por cada hora o fracción de paralización.  

En 2023 es de 40 euros/ hora y no se pueden reclamar más de 10 horas por día. En caso de alargarse ese período, la ley prevé un incremento del 25% sobre la penalización del primer día y un 50% si se alargara un tercer día. 

Sanciones por incumplimiento de la ley 

Todas estas medidas, así como otras destinadas a evitar las “empresas buzón” que generan una importante competencia desleal, son de obligado cumplimiento. De no hacerlo, los cargadores pueden incurrir en infracciones muy graves. Las sanciones pueden llegar a los 6.000 euros.  

¿Cómo impacta esta medida en el transporte de mercancías? 

El cumplimiento de la nueva ley ha tenido un importante impacto en las empresas de transporte, al recoger varias de sus reivindicaciones laborales. Pero también ha obligado a una revisión de las tareas de carga y descarga por parte de los cargadores y destinatarios de esas mercancías.  

El primer paso es la necesidad de contar con personal específico para esas tareas, con las consiguientes implicaciones económicas en costes de personal.  

Además, se impone la optimización de las tareas de recepción de mercancías, y a mejorar la coordinación entre el cargador y el transportista. Cuantos menos retrasos, menos sobrecostes.  

Queda pendiente la elaboración de un estándar para la certificación de las zonas de carga y descarga en relación con las instalaciones y los servicios disponibles. Esa certificación correrá a cargo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA).  

Oportunidad para la innovación en instalaciones y materiales 

La urgencia en las tareas de carga y descarga para evitar penalizaciones económicas obliga a buscar soluciones aligeradas y fáciles de manejar, cumpliendo así con otro de los objetivos expresos de la norma: favorecer la incorporación de la mujer a las tareas logísticas. Estas por lo general se asignan a hombres por la necesidad de fuerza física que requieren.  

Los embalajes y protecciones de poliestireno expandido (EPS), y su equivalente renovable de origen biomasa vegetal, NEOPS®, cumplen con la necesidad de protección que requiere la logística, pero con un peso inferior al de otras alternativas de packaging.  

En el ID Lab de Knauf Industries también hemos desarrollado otros materiales circulares a partir de plásticos reciclados. A partir de EPS reciclado tenemos CELOOPS® (apto para uso y contacto alimentario) y RELOOPS®. De EPP reciclado, hemos desarrollado RELOOPP®. Todos nuestros materiales de origen reciclado mantienen las mismas propiedades que el EPS y EPP virgen.  

Guía de embalaje industrial

En el caso de los Embalajes Retornables para Transporte (ERT), el polipropileno expandido (EPP) y su versión circular, RELOOPP®, aligeran el peso total de la carga, facilitando así las tareas de carga y descarga, y permitiendo un notable ahorro en combustible.  

Descargar Catalogo Catering y Logistica - Contenedores Isotermicos - Knauf Industries

Asimismo, estos cambios en el transporte terrestre suponen un impulso a las innovaciones tecnológicas en el transporte terrestre, con la incorporación de nuevas tecnologías digitales, inteligencia artificial y robotización en las tareas de picking y packing (embalaje) en los almacenes. 

Mejoras en la seguridad vial 

El cumplimiento normativo de esta nueva regulación tiene también implicaciones positivas en la seguridad de nuestras carreteras.  

Liberar al conductor del camión de la necesidad de participar en la carga y descarga, así como acortar los tiempos de paralización del vehículo, reduce el riesgo de accidentes de tráfico por fatiga debido al alargamiento de la jornada laboral. Según la DGT el cansancio es la causa del 20-30% de los siniestros en carretera.  

La utilización de soluciones de packaging protector que equilibren la carga y eviten su desplazamiento mientras el vehículo está en movimiento, o una vez estacionado, también redunda en una reducción de los accidentes.   

Mejora en la sostenibilidad ambiental 

Aunque no sea el objetivo prioritario de esta norma, se incluye como infracción muy grave arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios o accidentes.  

La ley no entra en el impacto medioambiental del transporte de mercancías por carretera. Pero nadie duda del impacto del sector del transporte en el calentamiento global y la responsabilidad de los operadores logísticos para implementar mejoras que lo reduzcan.   

Una de esas medidas es aligeramiento del peso del vehículo, donde piezas técnicas ligeras fabricadas con EPP o EPS entran en juego. Sin embargo, en la logística un packaging más ligero también hace papel, ya que reduce de forma inmediata las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al consumo de combustible.  

FAQ Nueva Ley de Transporte de Mercancías

¿Cuáles son los principales cambios en la nueva ley de transporte de mercancías? 

La norma da cobertura a tres viejas reivindicaciones de los transportistas: prohibición de que sean ellos quienes realizan la carga o descarga, reducción de los tiempos de paralización y actualización de tarifas acorde al precio del combustible en el momento del porte.  

¿Cómo afecta la nueva normativa a las empresas de transporte? 

La nueva normativa cambia el funcionamiento de la gestión logística de la carga al prohibir que los transportistas ejecuten la carga y descarga del camión en aquellos vehículos superiores a 7,5 toneladas de MMA.  

¿Qué innovaciones tecnológicas se destacan en el transporte de mercancías? 

La nueva ley de transporte terrestre de mercancías obliga a optimizar las tareas de carga y descarga, a mejorar la coordinación entre el cargador y el transportista. En este contexto los embalajes más ligeros que agilicen esas tareas, como el NEOPS®, EPS, CELOOPS®, RELOOPS®, EPP o RELOOPP® cobran protagonismo.

Scroll al inicio